Los alumnos de 5 años hemos trabajado el sentido de la vista con un objeto que llegó a la clase por sorpresa.

Los niños estaban en el aula abierta donde pudieron experimentar con luz natural pero al llegar a clase se dieron cuenta de que no estaba como siempre… nos encontramos el aula a oscuras y con dos cajas en el centro del aula. ¿Qué sería aquello?, ¿ por qué la clase estaba a oscuras? ¿ por qué nuestros ojos tardaron un poco en acostumbrarse?

Tuvimos un tiempo de hacer “ yo con yo” y predecir que íbamos hacer.

Cada uno fue diciendo que pensaba que iba a pasar hasta que descubrimos que dentro había unos focos de luz negra y unos rotuladores fluorescentes.

Decidimos pintar con ellos el cuerpo humano que estamos estos días trabajando, primero encendiendo las luces de clase por que dijeron que a oscuras no podíamos pintar por qué nos haríamos daño en los ojos.

Pero luego decidimos apagar la luz de clase y hacerlo dando la luz negra de los focos.

¡¡¡FUE MÁGICO!!

Menú